Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Miércoles , 16 Agosto 2017
Inicio / Reportajes / Niña melipillana ya es parte de Colo Colo femenino sub-13

Niña melipillana ya es parte de Colo Colo femenino sub-13

Con tan solo nueve años la pequeña Maite Martínez Valladares ya tiene un logro muy importante en su afán por convertirse en futbolista profesional.

La joven, perteneciente a las filas de la escuela de fútbol Lomas de Manso – Bella Es­peranza, recibió esta semana una gran noticia ya que fue aceptada para integrar la categoría sub-13 de la rama femenina de Colo Colo.

Dueña de un talento innato, la estudiante del Colegio Melipilla destaca con creces en el fútbol local donde juega a la par con sus símiles masculinos, sobresaliendo por su gran técnica y visión de juego.

Maite, abajo segunda de izquierda a derecha, en el equipo infantil de Bella Esperanza que participa en ANFUR Chocalán
Maite, abajo segunda de izquierda a derecha, en el equipo infantil de Bella Esperanza que participa en ANFUR Chocalán.

Al respecto Soledad Valladares, su orgu­llosa madre, señaló sobre este primer logro de su hija, que se esperan sean muchos, que «lo único que quiero es que ella disfrute de esta experiencia a su corta edad y siga amando el fútbol», donde Soledad también fue una gran futbolista y, sin duda, le traspasó sus genes para destacar en el deporte, para muchos, más hermoso del mundo.

«Qué más puedo pedir, su sueño es ser profesional y nosotros estamos para eso», agregó en torno al apoyo que le han entrega­do siempre, pese a su corta edad, para que pueda materializar sus metas.

Sobre el rol que cumplió la escuela de fútbol Lomas de Manso, Soledad Valladares planteó que «sirvió para que Maite pudiera tener más confianza en ella misma, ella era muy insegura y gracias a sus compañeros y profesor lo pudo lograr», destacando el papel de Claudio Kotto Martínez, profesor de la escuela, a quien sindicó como el principal responsable de este logro.

Ahora solo queda confiar en que la niña melipi­llana siga cumpliendo sus metas y pronto esté dando más alegrías porque talento tiene.